Lo más importante que debe proporcionar cualquier solución de impresión gestionada es el acceso a los servicios. La conmutación por error basada en el servidor de MyQ permite a los clientes tener un acceso continuo, incluso si ocurre algo inesperado en el servidor, como un corte de energía o de la red.

MyQ puede trabajar en failover a través de un Microsoft Cluster Server.

El Microsoft Cluster Server (MSCS) permite que los ordenadores del servidor (nodos) trabajen juntos como un clúster informático. Proporciona alta disponibilidad (HA), por lo que aumenta la disponibilidad en caso de conmutación por error de aplicaciones como bases de datos, mensajería, archivos o servidores de impresión. Este clúster se utiliza para reducir el tiempo de inactividad y las interrupciones permitiendo que un servidor (nodo) tome el relevo en caso de interrupción de otro servidor (nodo).

El Cluster MyQ MS consiste en múltiples nodos en configuración activa/pasiva con el servidor MyQ instalado en cada nodo.

Típicamente, aquí tienes dos nodos idénticos con MyQ instalado compartiendo una base de datos y almacenamiento de trabajos en una unidad compartida. Un servidor (nodo) se utiliza como activo con la opción de cambiar a otro.

Una vez que uno de los nodos activos esté fuera de servicio, el otro nodo del clúster tomará el relevo y todos los servicios de MyQ estarán en funcionamiento.

Todos los dispositivos se comunican con el servicio Cluster, por lo que no importa qué nodo es el activo. El spooler MyQ asegura que los trabajos en cola estén disponibles después de la conmutación. El MS Cluster con MyQ ofrece tanto la conmutación automática como la manual entre nodos.

La solución MyQ MS Cluster es compatible con la mayoría de las versiones y ediciones de servidor del mercado de Windows Server, desde Windows Server 2012 (Standard & Datacenter) hasta el muy reciente Windows Server 2019 (Standard & Datacenter).