El administrador de MyQ (y los usuarios autorizados a gestionar los vales) pueden generar e imprimir cualquier número de vales de un valor definido para distribuirlos entre los usuarios.

Los vales pueden venderse a los usuarios de MyQ a través de cualquier canal de distribución estándar. Una vez que el usuario tiene el vale de crédito, puede recargar su crédito en su cuenta en la interfaz web de MyQ, en los terminales integrados, en los terminales MyQ TerminalPro y en la aplicación móvil MyQ.

Todos los vales generados y utilizados se registran en la base de datos de MyQ. Se puede acceder a la información sobre qué vale se ha utilizado y para qué usuario en la interfaz de administrador de MyQ Web. Esto garantiza un control y una transparencia totales y permite al administrador evitar un posible uso indebido.